Crisis humanitaria en los resguardos indígenas Awá que están ubicados en el municipio de Tumaco

Piedra Sellada, Quejuambi Feliciana, Inda Sabaleta, Hojal la Turbia y Chinguirito Mira, Resguardos indígenas del pueblo Inkal Awá asociados a la UNIPA que se encuentran ubicados en el Municipio de Tumaco, atraviesan una Crisis Humanitaria desmedida, debido a los reiterados enfrentamientos entre las fuerzas armadas legales e ilegales, los cuales han tenido que ser presenciados por hermanos y hermanas indígenas dentro y fuera de nuestro territorio ancestral, son más de 13 grupos armados ilegales que sin medir las consecuencias de sus acciones, exponen la vida de quien pretendemos pervivir en tranquilidad como lo hicieron nuestros antepasados; en reiterados comunicados que hemos emitido desde finales del año 2017 alertamos frente a las problemáticas que estamos atravesando, sin tener respuesta alguna por parte del Gobierno Nacional y Regional a las diversas exigencias que vemos pertinente tener en cuenta para salvaguardar nuestra vida.

Hechos

– El pasado 1 de abril de 2018 el Ejército Nacional de Colombia con gran número de hombres armados se instala dentro del Resguardo Indígena Awá de Piedra Sellada, Municipio de Tumaco – Frontera con Ecuador, hecho que atenta contra la autonomía que por ley de origen y tratados internacionales tenemos, este hecho no es nuevo, puesto que desde el año pasado hemos planteado a las fuerzas armadas de Colombia en respeto de la Directiva 016 del 2006.

A lo antes mencionado se suma la reiterada presencia del ejército ecuatoriano, quienes vienen realizando operativos en inmediaciones del Resguardo, sucesos que ponen a nuestros hermanos y hermanas Awá en riesgo, debido a los enfrentamientos con los grupos armados ilegales.

Para nuestro pueblo indígena Awá, la presencia de los actores armados legales e ilegales genera desequilibrio tanto en lo emocional como en lo espiritual, los enfrentamientos acaecidos la vereda el Pan ubicado en el hermano país de Ecuador (sector Montañitas) el día sábado 17 de marzo del presente año han dejado daños físicos en las viviendas de nuestros hermanos Awá, muchas familias ecuatorianas y colombianas vecinas de nuestros territorios han tenido que refugiarse en la sede del Centro Educativo Quebrada la Hondita (Piedra Sellada).

Nuestras familias Awá se encuentra resistiendo en medio de estos hechos de violencia, debido a los continuos controles que vienen ejerciendo estos grupos armados ilegales en la zona, esto ha generado confinamiento- Restricción a la movilidad, además del miedo e intranquilidad a la cual nos enfrentamos diariamente.

– En el Resguardo de Resguardo Chinguirito Mira la situación no es alentadora, desde hace un mes aproximadamente el Ejército Nacional de Colombia y la Policía Nacional entro de manera inconsulta a la comunidad “La Hondita”, atentando contra nuestros derechos territoriales y de gobierno propio, en reiteradas ocasiones se les ha manifestado que su presencia genera riesgos a la población civil, a tal punto que esta comunidad se encuentra en peligro de desplazamiento forzado.

El día 9 de abril de 2018, efectivos de la Policía y Ejército Nacional de Colombia retuvieron de manera abusiva a varios hermanos indígenas del resguardo de Chinguirito Mira, los intimidaron e hicieron que se arrodillen y exigieron información de grupos armados ilegales, manteniéndolos reducidos y en condiciones denigrantes a quienes no tenemos nada que ver con esta guerra, la cual sabemos nunca va a tener fin, a sabiendas que nuestras comunidades somos un pueblo de Paz, como lo hemos manifestado reiteradas veces en diferentes espacios, comunicados y pronunciamientos.

El 10 de abril se repitió la historia, uno de nuestros jóvenes fue retenido arbitrariamente por integrantes de las fuerzas armadas de Colombia, manteniéndolo bajo sus órdenes por largo tiempo, exponiéndolo a interrogatorios e intimidaciones con su accionar; debido a este hecho y los narrados anteriormente, integrantes del cabildo se dirigieron a exigir la liberación del hermano Awá, lo cual se logró satisfactoriamente. A todo lo anterior se suma, el abuso de autoridad con las personas que vivimos en esta comunidad, de manera abusiva ejército y policía está entrando en nuestras casas, lo que es una infracción al derecho internacional humanitario.

– En la comunidad de Tigrillo Chiquito del Resguardo Quejuambi Feliciana y en el Resguardo Hojal la Turbia, el ejército se encuentra patrullando constantemente y en ocasiones instalan sus campamentos dentro de nuestro territorio, hechos que han puesto en riesgo a la población indígena que vivimos en este sector, sin mediar palabras interrogan a hermanos y hermanas Awá que se transitan por los caminos ancestrales, buscando información de grupos armados ilegales que también tienen presencia dentro de nuestras comunidades, a los actores armados legales e ilegales les exigimos el retiro de sus hombres de manera inmediata, el simple hecho de transitar dentro del territorio Awá nos pone en riesgo, hay información que en los límites de los dos resguardos se han instalado minas antipersonal, es crítica la situación que se está viviendo en las comunidades y resguardos que colindan con el País de Ecuador, para salvaguardar nuestra pervivencia se necesita del respeto por la autonomía que tenemos desde siempre.

– El 1 de abril de 2018 en un enfrentamiento entre efectivos de las Fuerzas Armadas de Colombia grupos armados ilegales que operan en el Municipio de Tumaco dejaron varias de nuestras casas afectadas por impactos de bala, el hecho se desarrolló dentro del resguardo de Inda Sabaleta a 500 mts aproximadamente del Centro Educativo y de la Casa Comunal de la comunidad Sabaleta, estos hechos trastocan la tranquilidad característica de nuestro ser Awá, si bien no hubo heridos mortales por parte del pueblo indígena, los daños psicológicos y espirituales son grandes, la zozobra no desaparece y cada vez se intensifica más.

– La noche del 17 de abril del presente año, un hostigamiento por parte de un grupo armado ilegal a la base policial de la Guayacana (Municipio de Tumaco), generó terror a los habitantes de este corregimiento, alrededor del sector donde se desarrolló el enfrentamiento se encuentran varias las familias indígenas Awá que han huido de la guerra que se presentan en nuestros resguardos, niños, niñas mujeres y hermanos Awá que se encuentran conmocionados por estas acciones. Además de estos hechos se sumó una munición de guerra que quedo fuera de una de las casas de hermanos Awá, que fue explotada de manera controlada, lo que evito más daños a las viviendas y familias que viven en la zona de carretera.

El panorama no es alentador, las acciones bélicas que se están desarrollando dentro y fuera de nuestro territorio es preocupante, todo bajo los ojos ciegos de un gobierno nacional y regional que ha demostrado ser incapaz de lograr estabilizar una zona donde el principal inconveniente es el olvido histórico que ha sido reiterado año tras año y gobierno tras gobierno, los problemas son estructurales y de fondo, no se puede arreglar la casa si no se cuenta con las herramientas adecuadas y no se conoce a fondo los daños.

La guerra nunca va ser la solución, alertamos confinamientos en diversas zonas de nuestros resguardos por presencia de minas antipersonal, al igual los posibles desplazamientos masivos forzados de más de 900 compañeros Awá que comprende los cuatro resguardos y comunidades más afectadas por los enfrentamientos desmedidos que se desarrollan dentro y en inmediaciones de nuestro territorio. Por ello exigimos a las instituciones de orden nacional y regional adelantar las medidas pertinentes en materia de prevención y protección a nuestro pueblo en concordancia con los Autos ya emitidos por la honorable Corte constitucional, al respeto de nuestro Autonomía y gobierno propio, al cumplimiento de los acuerdos ya pactados en años anteriores.

E instamos a los gobiernos de Colombia, Ecuador y países garantes del proceso de Paz entre la guerrilla del ELN a continuar con el camino de paz que tanto necesita nuestras comunidades. Además es necesario avanzar con el cumplimiento de los acuerdos ya pactados con las FARC, siendo estas las medias urgentes que permitan mitigar la guerra que actualmente se vive en la zona pacifica nariñense.

Instamos a la comunidad Internacional encargada de velar y defender los derechos humanos a estar alerta de la grave crisis humanitaria que estamos viviendo alrededor del territorio ancestral Awá en los municipios de Tumaco, Barbacoas, Ricaurte, Samaniego y Roberto Payan.

Somos un pueblo que busca la armonía y equilibrio por la vida y pervivencia del ser Inkal Awá
Asociación de Autoridades Tradicionales y Cabildos Indígenas Awá – UNIPA

Related posts

Leave a Comment