No enterramos a nuestros muertos; los sembramos para la vida

Después de casi seis años de aquel fatídico febrero de 2009, en donde en donde 17 indígenas Awá del Resguardo Tortugaña Telembí fueron masacrados por la guerrilla de las FARC, el pasado jueves 13 de noviembre de 2014 en el Municipio de Ricaurte – Nariño, la Fiscalía General de la Nación entregó 10 cuerpos de nuestros hermanos y hermanas Awá, los cuales fueron recuperados a través de la Minga Humanitaria organizada por UNIPA y acompañada por varios pueblos Indígenas de Colombia, con el fin de esclarecer los hechos ocurridos en este acto de barbarie y demostrarle a todos los Colombianos que la unidad de los pueblos Indígenas hace la fuerza.

Por más de 8 días caminamos, descansábamos solo en las noches y antes de que aclare volvíamos a emprender nuestra travesía, siempre con un objetivo claro,  recuperar los cuerpos de quienes habían tenido que dejar este mundo debido al  flagelo de la violencia.

Después de hacer entrega oficial de los cuerpos a la fiscalía y esperar que esta  entidad esclarezca los hechos, tuvimos que esperar aproximadamente 5 años y 7  meses para recuperar los restos de nuestros compañeros, y así, lograr que las  familias de nuestros caídos logren devolver a la madre tierra a las víctimas de la  Masacre de Tortugaña Telembí.

La entrega de los cuerpos se llevó a cabo en la casa de la cultura del Municipio de Ricaurte con la presencia de delegados de Gobernación de Nariño, Unidad de  Victimas, Centro de Memoria Histórica, Defensoría del Pueblo, UNIPA, diversos acompañantes y Autoridad Indígenas Awá, después de un ritual de armonización, se concluyó el acto de la entrega de los restos de nuestros hermanos y hermanas con una eucaristía en la Iglesia de San Pablo del Municipio de Ricaurte.

Los restos se trasladaron en caravana desde el municipio de Ricaurte hasta el centro administrativo de la UNIPA, ubicado en el predio el verde – Municipio de Barbacoas; en horas de la noche y en compañía de familiares, lideres, autoridades y amigos fueron velados nuestros compañeros Awá.

En horas de la mañana del viernes 14 de noviembre, en minga y con   acompañamiento familiares, autoridades, líderes y comunidad en general, se  trasladó al Corregimiento de Buenavista – Barbacoas a devolver a la madre tierra  a las hermanas y hermanos caídos en esta absurda guerra, porque los indígenas  no enterramos nuestros muertos, los sembramos para la vida.

El anhelo de los familiares de las víctimas de Tortugaña, era poder tener cerca los  cuerpos de los compañeros Awá y así de esta manera emprender ese duelo que  se había postergado por varios años, ahora solo nos queda buscar la Reparación  Colectiva de todos los que habitamos el Territorio Awá de Tortugaña Telembí, debido a que este hecho de violencia generó desequilibrio en las comunidades, a  tal punto que se vio afectada la tranquilidad y destruyó el tejido social  característico de los Awá, el cual teníamos antes de que ocurriera la masacre.

Concluimos una primera etapa, nuestros hermanos y hermanas ya están con  nosotros, ahora esperamos que el Gobierno Nacional a través de las entidades  que les corresponden, adelanten las acciones pertinentes, para atender las  victimas de manera integral y así garantizar que hechos como los ocurridos en  febrero del 2009 no se vuelvan a presentar.

RESGUARDO INDÍGENA TORTUGAÑA – TELEMBÍ

Related posts

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.