Asedio de grupos armados causa hambre en comunidades del Chocó

El confinamiento al que han tenido sometidos los grupos irregulares, incluidos los mineros ilegales, a las comunidades indígenas de Chocó es una de la principales causas para que se hayan registrado casos de desnutrición infantil y de otras enfermedades en ese departamento.

Así lo denunció la secretaria de Salud de Chocó, Ciris Sánchez, quien dijo que las comunidades nativas de ese departamento están en zonas alejadas, donde la guerra les ha hecho cambiar de manera significativa sus hábitos alimentarios.

“Ellos ya no pueden salir a cazar por miedo a que los maten, les da miedo cultivar por las minas antipersonas que hay sembradas en la zona y, además, una plaga les ha acabado las palmas de las que se alimentaban”, dijo la funcionaria.

Para ella, esta situación ha hecho que tanto los adultos como los menores se vean afectados por la falta de comida.

“Nosotros nos reunimos con líderes indígenas de todo el departamento, quienes contaron que antes sus niños no se morían de hambre pero que, debido al problema del conflicto armado, ahora están en un permanente confinamiento”, relató la funcionaria.

Según la denuncia, los representantes de las diferentes comunidades nativas coincidieron en que la gente ya tiene miedo de salir en la selva “porque no tienen la certeza de regresar a sus hogares”.

En Chocó hacen presencia las Farc, también está el Eln y las denominadas ‘bacrim’. Estos grupos se dedican particularmente al narcotráfico y a la minería ilegal.

De acuerdo con Sánchez, el año pasado murieron 15 menores indígenas por causas relacionadas con la desnutrición. Este año, todavía no se tienen reportes sobre menores muertos por desnutrición como tal.

Sin embargo, un brote de tosferina que se ha dado particularmente en la zona rural de Quibdó ya dejó un niño indígena muerto. Esta enfermedad puede asociarse con la desnutrición, pues una persona con mala o escasa alimentación es más proclive a fallecer por esta causa.

“Tenemos una información sobre unos niños que habrían muerto en Bojayá, pero todavía no la hemos podido confirmar”, dijo Sánchez.

El asunto es que en esas comunidades tan alejadas, cuando un menor fallece lo entierran en el lugar, y la información puede tardarse un largo tiempo para llegar hasta las autoridades.

Si bien la funcionaria admite que el confinamiento está generando los problemas de desnutrición, sobre el caso concreto de la tosferina dijo que también se nota una baja cobertura de la vacunación por parte de las EPS que atienden a Chocó.

“Si se dio este brote es porque esos niños no han recibido la vacunación”, enfatizó Sánchez.

Precisamente para este miércoles la Presidencia citó al gobernador de Chocó para evaluar el cumplimiento de un auto del 2008 de la Corte Constitucional que ordenó que se hiciera lo pertinente para mejorar la prestación del servicio de salud en Chocó.

EL TIEMPO

http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/salud/desnutricion-infantil-en-el-choco/16547596

Related posts

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.